El Camino no significa renunciar a la comodidad

El Camino de Santiago es un fenómeno global que, cada vez, alcanza una mayor trascendencia. Cada año cientos de miles de personas recorren las diferentes rutas jacobeas con destino a Compostela y cada una tiene sus propias motivaciones. Existen diferentes tipos de peregrinos, al igual que hay diversas tipologías de personas, pero tradicionalmente se ha asociado a una experiencia sufrida en busca de esa respuesta que a veces no se encuentra. Camines por lo que camines, desde el Hotel Roquiño queremos compartir contigo un gran secreto: el Camino no significa renunciar a la comodidad. 

Caldas de Reis ha sido villa de paso para innumerables peregrinos que transitaban hacia Santiago por el Camino Portugués. Las bondades de sus aguas y el carácter acogedor de sus gentes han hecho de nuestra localidad una parada muy valorada antes de acometer las últimas etapas antes de llegar a Santiago.  

Los años de experiencia atendiendo a quienes nos visitan nos han enseñado que hay pocas cosas tan importantes como un buen descanso para poder afrontar con fortaleza los kilómetros del día siguiente. Por ello, nada mejor que ponerte en manos de un equipo como el del Hotel Roquiño, que vela por el bienestar de sus clientes, mimando el trato al detalle y buscando la excelencia en cada pequeño gesto. 24 horas al día, durante todo el año. 

Elige cargar tus pilas en un lugar donde descansar y comer bien. Elige disfrutar de habitaciones confortables, instalaciones cuidadas y un entorno inmejorable. Recorrer el Camino de Santiago

puede ser una experiencia muy enriquecedora, pero no tiene que pagarlo tu cuerpo. Por ello nunca dejes de renunciar a la comodidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.